Cuerdas de aprendizaje: lo que todo novato en el blackjack debe saber

Página principal » Guías » Cuerdas de aprendizaje: lo que todo novato en el blackjack debe saber

Consejos del Blackjack para principiantes  

El blackjack tiene el potencial de ser uno de los juegos de mesa de casino más emocionantes y divertidos. Al mismo tiempo, una mesa de blackjack abarrotada puede ser una perspectiva desalentadora para los recién llegados.

Bono 3000€
  • 🥇 Soporte 24/7 a través de chat en vivo
  • 🎲 + 150 Giros gratis
400+ juegos
4,9 rating
4.9
Valoración del usuario:
98/100
🤑 USAR BONO 🤑
Bono 1000€
  • 🤑 + 50 Giros gratis
  • 💰 600+ juegos
112 juegos
4,9 rating
4.9
Valoración del usuario:
97/100
🤑 USAR BONO 🤑
Bono 120€
  • 🤑 +120 Giros gratis
  • ❗️ El mejor casino en 2021 ❗️
3140 juegos
4,7 rating
4.7
Valoración del usuario:
94/100
🤑 USAR BONO 🤑

Codearse con aquellos que parecen saber exactamente lo que están haciendo es comprensiblemente intimidante. Incluso si has aprendido las reglas básicas, la experiencia es totalmente diferente en vivo.

El lado positivo es que con una o dos horas en una mesa de blackjack se convertirá en algo natural. A partir de ese momento, tener en cuenta algunas indicaciones esenciales puede ayudarte a tener una experiencia de juego más agradable.

He aquí un breve resumen de algunos puntos clave que todo recién llegado al blackjack debe conocer:

1 – Pregunta al croupier

Un error muy común en el blackjack es pensar que el crupier va a por ti. En realidad, ni siquiera es tu oponente. Juega de acuerdo con unas reglas estrictas establecidas por el casino, de las que no puede desviarse. Y lo que es más importante, el crupier siempre quiere que tu ganes.

Cuando los jugadores ganan, se embolsan premios, se sienten contentos y agradecidos y, en consecuencia, suelen dejar cuantiosas propinas al personal del casino, en especial a los crupieres. En cambio, cuando los jugadores pierden, el crupier rara vez recibe un céntimo por ello.

Por lo tanto, puedes hacerle todas las preguntas que quieras y esperar respuestas sinceras. Por supuesto, no puede pedirles literalmente que tomen decisiones importantes en tu nombre. Pero pueden aclararte cualquier duda que tengas con respecto al funcionamiento del juego y charlar con ellos durante la partida, puede también ayudarte a quitarte los nervios del principio.

2 – No juegues para ganar dinero

Si te diriges a la mesa de blackjack convencido de que te vas a embolsar un premio, te espera una noche dura. Como todos los juegos de mesa del casino, el blackjack está diseñado para hacer que el casino gane dinero. Es así de simple: el blackjack está ahí para quitártelo a ti y dárselo al casino.

No hay un solo juego de casino en el que las probabilidades de ganar no sean inferiores al 50%. Esto significa que, estadísticamente, cualquiera que juegue el tiempo suficiente tiene garantizada la pérdida. El blackjack es un juego agradable, entretenido y muy atractivo. No está ahí para generar beneficios para los jugadores, o incluso para que se vayan habiendo alcanzado el punto de equilibrio.

Se optimista, pero mantén unas expectativas realistas y no te decepciones si te vas con las manos vacías.

Experiencia de aprendizaje continua

3 – Experiencia de aprendizaje continua

Todas y cada una de las manos son una valiosa lección en sí mismas. No pienses ni por un minuto que lo bueno que seas después de unas pocas horas de juego es lo mejor que llegarás a ser, por qué no es así. Todos los juegos de mesa clásicos del casino son experiencias de aprendizaje ininterrumpido. Tu intuición, confianza y capacidades se multiplicarán con el tiempo.

Dicho esto, tienes que aceptar estas oportunidades de aprendizaje como lo que son. No te límites a jugar de forma pasiva y completamente aleatoria: piensa realmente en las jugadas que realizas. Mientras lo haces, no dudes en vigilar a los que te rodean y empápate de la experiencia.

4 – De los errores se aprende

Cometer errores en el juego, como en la vida, es algo inevitable.  Los errores en las mesas de casino forman parte de la experiencia. También suelen ser la única forma de aprender lecciones valiosas, así que no les tengas miedo y sácales el máximo provecho.

El ensayo y error puede ser un método doloroso de aprender lecciones importantes. Sin embargo, también es la forma más rápida y fácil de hacerlo. Piensa bien lo que haces y trata de evitar los errores siempre que sea posible, pero cuando se produzcan, y ten por seguro que se producirán,  no te castigues, aprende de ellos y sigue adelante.

5 – Los consejos de los demás no siempre son sabios

Como recién llegado, es posible que encuentres un montón de gente amable en la mesa que quiera ayudarte. La mayoría de ellos tendrá, sin duda, buenas intenciones. Sin embargo, no todos los consejos que te den serán buenos o adecuados para ti.

Frecuentemente cuando el jugadore novel recibe todas estas recomendaciones de los que parecen saber mucho más que él, va a tratar de ser agradecido y aplicarlas para demostrar que lo está. Pero hay que ser siempre cauteloso.

Lo normal es que pienses que los otros jugadores de la mesa probablemente saben más que tú, pero también podrían estar equivocados. Escucha los consejos de los demás, pero sigue también tu instinto, aunque esto te lleve a rechazarlos amablemente. 

6 – Mantente alejado de las estrategias de blackjack 

La única estrategia de blackjack que realmente funciona es el conteo de cartas. Algo que la inmensa mayoría de la gente no sabe hacer, y los que sí pueden rara vez se salen con la suya. No faltan las estrategias extrañas y maravillosas que se promocionan en Internet, supuestamente capaces de inclinar las probabilidades a tu favor.

Lamentablemente, lo único que tienen en común todas estas estrategias es que no funcionan. Todo lo que hacen es distraerte del juego lógico y racional, lo que no es bueno. Cuando te inicias como novato, jugar al blackjack “según las reglas” es el camino a seguir. Esto significa mantener la sencillez, tomar decisiones racionales y evitar cualquier acción demasiado arriesgada. Siéntete libre de ser más creativo más adelante, pero mantén las cosas simples mientras te consideres un novato.

7 – Cuidado con tu bankroll

El blackjack es uno de los varios juegos de casino que hacen que sea fácil perder dinero rápidamente. Una mano típica de blackjack con unos cuantos jugadores en la mesa se acaba en uno o dos minutos. En ese momento, todo lo que has puesto en juego puede haber desaparecido.

El ritmo rápido del blackjack a menudo lleva a los jugadores a precipitarse, en lugar de tomarse su tiempo y disfrutar de la experiencia. Empieza con apuestas mínimas y siéntete libre de parar de vez en cuando para enfocarte de nuevo. Las prisas sólo consiguen apartarte de tu bankroll más deprisa, cosa que lógicamente, quieres evitar.

Y, por último, busca casinos que ofrezcan juegos en versión demo gratuita para que tengas oportunidad de aprender las reglas antes de jugar con dinero real.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

AM-motion